Tuberculosis: qué es y cómo evitarla

Compartir

La tuberculosis es una enfermedad que se transmite de persona a persona a través del aire y es causada por Mycobacterium tuberculosis, una bacteria que casi siempre afecta a los pulmones, aunque también puede atacar otras partes del cuerpo, como los riñones, la columna vertebral y el cerebro. Si no se trata adecuadamente puede ser mortal pero si es tratada como corresponde es curable y hasta prevenible.

 ¿Cómo evitar el contagio? 

Para prevenir las formas graves de tuberculosis (meningitis tubérculos o tuberculosis diseminada) se aplica la vacuna BCG. Por eso, en la Argentina esta vacuna es obligatoria en el Calendario Vacunatorio y todos los recién nacidos deben recibirla.

En caso de haber estado con alguna persona enferma de tuberculosis es necesario consultar a un médico para hacerse la prueba cutánea de la tuberculina de Mantoux o un análisis especial de sangre y luego hacer más pruebas para confirmar o descartar la enfermedad.

Se debe tener en cuenta que con el debido tratamiento y los medicamentos adecuados la tuberculosis pulmonar deja de contagiar a los quince días, lo cual se constata por medio de un estudio de la flema. No obstante, la tuberculosis puede permanecer toda la vida como una infección sin transformarse en una enfermedad.

Importante: el presente material es de carácter informativo, de ninguna manera reemplaza el criterio del profesional de la salud en cada caso en particular. Ante cualquier duda o síntoma se debe consultar a un médico y no automedicarse.