Trastorno bipolar: de qué se trata y cómo actuar

Compartir

El trastorno bipolar es una afección mental que genera cambios marcados o extremos en el estado de ánimo de una persona, es por eso que llega a experimentar períodos en los que puede sentirse triste, deprimida, malhumorada e irritable; y períodos de excitación, euforia, energía y actividad intensa. Estos períodos se conocen como episodios depresivos y episodios maníacos, respectivamente.

 Consejos para alguien bipolar 

Cuando una persona bipolar está pasando por un episodio maníaco, es recomendable seguir estos consejos:
– Aumentar el número de horas de sueño.
– Limitar el número de actividades.
– Evitar discusiones.
– Reducir el estrés mental mediante ejercicios de relajación.

 Cómo ayudar a una persona bipolar 

– Ayudarla a aceptar su trastorno.
– Entender sus estados depresivos y maníacos.
– Aprender a reconocer los indicadores de episodios maníacos y depresivos.
– Acompañarla a terapia.
– Controlar su medicación.
– Evitar que viva situaciones tensas.

 Trastorno bipolar infantil 

Los niños que sufren de trastorno bipolar también presentan cambios inusuales en su estado de ánimo y experimentan episodios maníacos y episodios depresivos.

Entre las señales de advertencia de que un niño puede llegar a tener un trastorno de salud mental se encuentran las siguientes:
– Demostrar tristeza persistente (por dos o más semanas).
– Evitar las interacciones sociales.
– Presentar arrebatos o irritabilidad extrema.
– Herirse a sí mismo o hablar de herirse a sí mismo.
– Hablar de muerte o suicidio.

 Cómo ayudar a un niño bipolar 

Ante un niño con trastorno bipolar existen algunas cosas básicas que pueden hacerse:
– Tenerle paciencia.
– Comprender y tolerar sus episodios anímicos.
– Animarlo a que hable y escucharlo detenidamente.
– Ayudarlo a divertirse.
– Hacerle entender que existe un tratamiento que puede ayudarle a mejorar, y hacerlo tratar por un profesional.

Importante: el presente material es de carácter informativo, de ninguna manera reemplaza el criterio del profesional de la salud en cada caso en particular. Ante cualquier duda o síntoma se debe consultar a un médico y no automedicarse.