La higiene es fundamental

Compartir

La higiene personal es un hábito fundamental para la salud de grandes y chicos porque beneficia tanto el aspecto físico como el mental. Ayuda a prevenir enfermedades y contribuye a sentirse bien con uno mismo. Por eso es importante mantener el aseo diario como rutina. Para ello hay tres hábitos esenciales: lavado de manos con agua y jabón, baño diario, cepillado de dientes.

Cuándo lavarse las manos

– Después de ir al baño
– Tras cambiar los pañales del bebé.
– Anteriormente a cocinar o comer.
– Luego de manipular basura o desperdicios.
– Antes y después de manipular alimentos y/o amamantar.
– Enseguida de haber tocado dinero, llaves, pasamanos y animales, entre otros.
– Al regresar de la calle.

Cuándo lavarse los dientes

– Dos veces al día como mínimo.
– Después de cada comida.
– Antes de acostarse a dormir por la noche.
– En los días posteriores al nacimiento del bebé, limpiando suavemente sus encías.

Cuándo bañarse

– Recién nacidos, cuando la mamá se sienta segura de poder bañarlo.
– Al año de vida, tres veces a la semana.
– Niños y adultos, todos los días.