Cáncer de cuello uterino: qué es y cómo prevenirlo

Compartir

El cáncer de cuello uterino o cáncer cervical se origina en las células que revisten el cuello uterino, la parte inferior del útero (matriz), cuando esas células comienzan a crecer sin control. Este cáncer es causado por un virus llamado Virus del Papiloma Humano (VPH), el cual se contagia por contacto sexual. Se debe tener en cuenta que, aunque el cuerpo de la mayoría de las mujeres es capaz de combatir la infección de VPH, algunas veces el virus puede provocar cáncer.

 Cuáles son los síntomas 

– Manchas de sangre o sangrado leve entre o después de la menstruación.
– Sangrado menstrual más prolongado y abundante que lo habitual.
– Sangrado después del coito, el lavado genital o el examen pélvico.
– Mayor secreción vaginal.

 Cómo prevenirlo 

El principal método para prevenir el cáncer de cuello uterino es aplicarse la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), efectuarse controles ginecológicos, hacerse pruebas de detección en forma periódica, y consultar a un profesional en cuanto se noten síntomas característicos.

Además, como ante cualquier tipo de cáncer, se puede reducir el riesgo de adquirirlo tomando decisiones saludables, tales como mantener un peso adecuado, evitar el tabaquismo y limitar la cantidad de alcohol que se consume.

Importante: el presente material es de carácter informativo, de ninguna manera reemplaza el criterio del profesional de la salud en cada caso en particular. Ante cualquier duda o síntoma se debe consultar a un médico y no automedicarse.