Cáncer de colon: cómo detectarlo

Compartir

El cáncer de colon, es decir de la parte final del tubo digestivo, es un tipo de cáncer que comienza en el intestino grueso (colon). Por lo general empieza como grupos pequeños y no cancerosos (benignos) de células llamados pólipos que se forman en el interior del colon. Con el tiempo, algunos de estos pólipos pueden convertirse en cáncer de colon o cáncer colorrectal, en caso que se combine el cáncer de colon y el cáncer rectal, que comienza en el recto.

 Síntomas

– Cambio persistente en los hábitos intestinales, incluyendo diarrea o estreñimiento, o un cambio en la consistencia de las heces.
– Sangrado rectal o sangre en las heces.
– Molestia abdominal persistente, como calambres, gases o dolor.
– Sensación de no vaciar el intestino por completo.
– Debilidad o fatiga.
– Pérdida de peso sin causa aparente.

 Detección y tratamiento

Ante todo se debe tener en cuenta que el cáncer de colon puede ocurrir a cualquier edad, aunque suele afectar a los adultos mayores. Los pólipos que presenta pueden ser pequeños y generar pocos o ningún síntoma. En caso de tener síntomas es probable que varíen según el tamaño del cáncer y de su ubicación en el intestino grueso. Por esta razón, es recomendable realizarse pruebas de detección regulares para ayudar a prevenir el cáncer de colon mediante la identificación y extirpación de pólipos antes de que se conviertan en cáncer.

Existen varios tratamientos disponibles para ayudar a controlar este tipo de cáncer, incluidos la cirugía, la radioterapia y los tratamientos farmacológicos, como la quimioterapia, la terapia con diana específica y la inmunoterapia. Por otra parte, como ante cualquier tipo de cáncer, se puede reducir el riesgo de adquirirlo teniendo hábitos saludables, tales como mantener un peso adecuado, evitar el tabaquismo y limitar la cantidad de alcohol que se consume.

 Cuándo consultar al médico 

Ante cualquiera de los síntomas mencionados -sobre todo si son persistentes- es preciso acudir a un profesional. No obstante, aun cuando no se detectasen síntomas, por lo general es recomendable que las pruebas de detección de cáncer de colon comiencen a hacerse alrededor de los 50 años, aunque el médico puede aconsejar una revisión más frecuente o más temprana si existen otros factores de riesgo, tales como antecedentes familiares de la enfermedad.

Importante: el presente material es de carácter informativo, de ninguna manera reemplaza el criterio del profesional de la salud en cada caso en particular. Ante cualquier duda o síntoma se debe consultar a un médico y no automedicarse.